Cómo llegar a Kortrijk, hermosa ciudad medieval

Kortrijk

La ciudad de Kortrij es un destino imprescindible, por su arquitectura, sus museos y el cruce de 21 siglos de historia que se respira en sus calles. Está ubicada sobre el río Lys, en Flandes Occidental, a apenas 42 kilómetros de Gante, la tercera ciudad más grande de Bélgica.

Quienes estén pensando en hacerse una escapada tienen múltiples opciones de transporte para elegir. La primera es el tren, Kortrij está dentro del circuito nacional e internacional, tiene conexión directa con Amberes, Brujas, Bruselas, Lille, Oudenaarde, Malinas, Ostende, Ypres y, por supuesto, Gante. Incluso llegan los trenes regionales, que conectan con los pequeños poblados de los alrededores.

Para los que prefieran conducir su propio auto, la tarea es aún más simple, ya que tiene conexión con las autopistas E17, E403 y A19, todas unidas a los caminos de circunvalación. Una vez dentro del radio urbano, bajar al centro es sólo cuestión de minutos.

Los que prefieren el avión también tienen varias opciones. Kortrijk tiene su propio aeropuerto internacional, ubicado en la localidad de Wevelgem, a siete kilómetros, por ruta asfaltada y en perfectas condiciones; simplemente hay que tomar un taxi para llegar. Para conectar con vuelos de Iberia y Air France es necesario trasladarse al aeropuerto de Lille, en Lesquin, a 40 kilómetros. Y en el caso de vuelos de mayor envergadura, a 100 kilómetros está el Aeropuerto Nacional de Bruselas, situado en la localidad de Zaventem.

En el caso de encontrarse en algún poblado cercano, otra opción son los autobuses de la compañía De Lijn, que enlazan pueblos y ciudades, sin atender límites municipales y de forma muy económica. Una vez en Kortrijk se puede utilizar el sistema de colectivos urbanos, integrado por 16 líneas. El funcionamiento es el mismo que a lo largo de todo el país: si uno compra el boleto arriba de la unidad es un 70% más caro. Por lo tanto, es recomendable comprar en cualquier oficina de turismo, kiosco o tienda las tarjetas con 10 viajes, a un costo de 8 euros, que sirven para recorrer todos los barrios.

Y, como siempre, para los que tengan tiempo y soporten el frío en invierno, la mejor opción para trasladarse dentro de la ciudad es la bicicleta. Hay carriles apartados, delimitados con una franja, lo cual permite una circulación segura y fluida.

Foto vía: LiveBloid

Print Friendly, PDF & Email

Tags:






Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top