Un romántico paseo junto al Escalda en Tournai

Pont des Trous

Un romántico paseo que se puede realizar en Tournai es el que se desarrolla junto al río Escalda, que cruza la ciudad en un suave beso de cristal. Tournai es una ciudad muy elegante, con su majestuosa catedral. Se halla muy cerca de la frontera francesa, concretamente a nueve kilómetros, y debe ser otro de esos lugares imprescindibles de visitar cuando vengáis a Bélgica.

Llegaremos a la altura del Escalda junto a la Iglesia de la Magdalena, así atravesaremos el río a través del famoso Pont des Treus, el resto más querido e impresionante de las murallas de la antigua Tournai. Se trata de un precioso puente de tres arcos, construido entre 1281 y 1304, aunque el que vemos hoy en día es casi la reconstrucción que de él se hizo en la Segunda Guerra Mundial.

Desde aquí tenemos que encaminar nuestros pasos hasta la Iglesia de San Nicolás, un precioso templo románcio del 1213, un conjunto que en su interio es un poco oscuro, pero el ambiente que se vive es místico y maravilloso. No lejos de la Iglesia se halla la conocida como Grosse Tour, un magnífico torreón redondo, único vestigio ya de la ciudadela que se construyó en 1518 por el rey Enrique VIII de Inglaterra. En su interior se halla el Museo de Armas.

Junto al Escalda se forman los tradicionales bulevares de Tournai, un lugar ideal para pasear o para tomar algo en sus terrazas. Yo os aconsejo tomar la calle del Ateneo hasta llegar a la Iglesia de San Brice. Su origen tiene lugar en el siglo XII, aunque los ventanales son del XV. De todas maneras, también es una iglesia que ha sido reconstruida tras la Segunda Guerra Mundial.

Frente a esta iglesia, en el número 10 de la rue Barre-Saint Brice, aún quedan los restos de dos casas de estilo románico de 1175, quizás de las más antiguas de Tournai. A la derecha de la iglesia, ya en la calle Duquesnoy, podemos encontrarnos con el Ateneo Real, justo donde antes estaba situado, en el siglo XVII, el antiguo Noviciado de los Jesuitas. Lo mejor del edificio es el pórtico interior renacentista, que data de 1610.

Print Friendly, PDF & Email

Tags:






Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top