Qué ver en Tournai

Tournai

La ciudad de Tournai está ubicada en la región de Valonia, es una de las más antiguas de Bélgica y se destaca por el papel protagónico que cumplió durante la Edad Media, de la cual todavía quedan señales en su imponente arquitectura.

Llegar hasta la ciudad es bien fácil, desde las principales estaciones de tren y autobús -por ejemplo Amberes, Bruselas, Brujas y Gante- salen diariamente unidades hacia el centro de Tournai.

Es un viaje corto y muy recomendable, especialmente por la amplia oferta cultural que uno encuentra: monumentos, museos y un recorrido gastronómico de primer nivel.

Catedral de Nuestra Señora de Tournai
Podría decirse que es uno de los monumentos arquitectónicos más importantes del país. La fachada está trabaja en piedra gris-azulada, típica de la región de Valonia. El proyecto data del siglo XII y cruza dos estilos, el románico y el gótico. Su punto más destacado es el campanario de cinco torres, con cúpulas en ábside. Es una construcción realmente impresionante, por su tamaño y por el cuidado y mantenimiento que ha recibido. En el año 2000 fue declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO. Pueden realizarse visitas guiadas durante los sietes días de la semana, que se organizan en cualquier oficina de turismo.

Campanario de Tournai

También de origen medieval, este campanario tiene 72 metros de altura que se pueden recorrer a través de una escalera de 256 escalones. Es el más antiguo de Bélgica. Su construcción comenzó a finales del siglo XII, justo cuando el rey Felipe Augusto de Francia declaró a Torunai como ciudad libre. Para mediados del XIX sus habitaciones se convirtieron en celdas, donde eran encerrados activistas políticos contrarios al régimen de turno. Actualmente, se lo puede recorrer en su totalidad, la dinámica del paseo presenta las distintas etapas del monumento en formato multimedia. Fue declarado Patrimonio de la humanidad por la UNESCO en 1999.

La Grand Place de Tournai

Básicamente, es el corazón de la ciudad. Se trata de una plaza diseñada en forma triangular, el lugar perfecto para comenzar un recorrido por los principales atractivos de Tournai; desde allí se ven en todo su esplendor la Catedral, el antiguo mercado de telas y el Grange aux Dimes de la Abadía de San Martín. Cualquier turista que visita la ciudad tiene la obligación de pasar por esta plaza y sentarse a admirar el entorno.

Museo arqueológico de Torunai

Es un lugar clave para todos aquellos que quieran conocer a fondo la historia de la ciudad. Está ubicado en antiguo Mont-de-Piété, construido en el siglo XVII. Su colección abarca distintos periodos: el galo-romano, el merovingio, el prehistórico y el protohistórico. En Tournai se realizan constantes trabajos de recuperación de sus monumentos, en esas tareas es común encontrar piezas y restos fósiles, que, luego de profundos estudios, se exponen en este particular museo. Como recomendación, es de gran ayuda acercarse previamente a algún texto histórico, de este modo se aprovecha mejor el recorrido.

Otros sitios para visitar

– La iglesia de San Quintín
– La iglesia de San Piat
– El río Escalada

Excursiones desde Tournai

Desde Tournai se puede visitar la cercana ciudad de Villeneuve-d’Ascq, distinguida entre otras cosas por su magnífico Parque y lago del Herón. Asimismo, la ciudad de Roubaix, con su ayuntamiento y su Parque Barbieux son un destino cercano. Saint-Amand-les-Eaux, famosa por sus aguas termales y minerales, es otra de las atractivas excursiones que se pueden realizar desde Tournai.

Más información:

Foto vía: MaryS20

Print Friendly, PDF & Email

Tags:






Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top