Festival en Valonia, historia y tradición

Les Echasseurs de Namur

Cada mes de septiembre, la población valona de Bélgica celebra su orgullo regional y sus tradiciones a través de sus grandes fiestas. Como sabéis, Bélgica se divide en tres grandes regiones autónomas: Valonia, Flandes y Bruselas Capital. Cada una tiene su propia sede del Parlamento y un grupo de funcionarios públicos para dirigir cada comunidad.

Hay una característica especial que marca la distinción entre las tres regiones, el lenguaje. En Flandes hablan flamenco o neerlandés, en Bruselas son bilingües, con habitantes que hablan francés, y otros que se entienden en inglés y alemán, además de su dialecto bruxelloise. Por último, la región de la Valonia es de habla francesa, aunque también alberga una pequeña población de habla alemana, que viven en Eupen.

Fue en la década de 1920 cuando, el abogado y político de renombre, François Bovesse, comenzó a cultivar las tradiciones más populares de la región de la Valonia. Con la creación del Comité de Valonia en 1923, se inició la gestión de las fiestas valonas en la capital de la región, Namur. El sueño de Bovesse se hacía realidad.

El festival de Valonia está considerado como la manifestación más intensa y de profundo orgullo de los ideales y raíces valonas. La región conmemora y honra así a aquellos que murieron durante las dos guerras mundiales, a través de manifestaciones artísticas y folclóricas, dándole una especial mención al valón, un idioma medieval que todavía hablan muchos valones.

Un elemento único del Festival de la Valonia, y que quizás no se vea en ningún otro festival del mundo, es la batalla de los hombres de zancos Les Echasseurs de Namur, una variante de lo que podría ser hoy en día las luchas de esgrima, que datan de hace más de 600 años.

Según cuenta la leyenda, el Conde Jean de Flandes castigó a aquellos que se negaban a pagar los impuestos, lo que llevó a los emisarios de Namur a la corte del conde para pedir perdón. Pero el conde se negó a reunirse con ellos, diciendo que si los emisarios llegaban a pie, a caballo, en barco o en carro, no les daría el indulto. El ingenio de los habitantes de Namur les llevó a la absolución, al volver a la corte del conde sobre unos zancos.

El festival se celebra durante una semana, con cientos de miles de visitantes que salen cada mañana para pasear alrededor de los puestos, que ofrecen péket, la fruta favorita de la región.

Las principales actividades del festival tienen lugar en la Plaza Saint Aubain, la Plaza de Armas y la Plaza de Grognon. En la Plaza Saint Aubain tiene lugar juegos populares antiguos, como carreras de sacos y carretillas, así como concursos tan curiosos como pelar patatas.

Print Friendly, PDF & Email

Tags: , ,






Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top