Rutas turísticas GPS en Namur

Plaza de Armas de Namur 01

¿Tenéis ganas de descubrir Bélgica de una forma curiosa y original?. La página web www.tourismegps.be nos ofrece hasta cincuenta rutas GPS por la provincia de Namur, a través de una serie de medios de transportes, como coche, bicicleta, quad, moto, caballo o incluso a pie. La provincia de Namur es pionera en este sentido en Bélgica. Desde principios del 2008 ha habido un total de 22.000 descargas de rutas.

Para descargaros cualquiera de sus itinerarios debéis tener un GPS móvil con memoria interna, que permite la descarga de mapas e imágenes. Lo ideal es un modelo de bolsillo, con batería de larga duración, que se puede utilizar en el coche, en bicicleta o incluso a pie.

Nosotros optamos, por ejemplo, por el Archeopass, una ruta de 37 kilómetros que atraviesa la Famenne, entre Marche y Rochefort. Es una región donde el río Lesse y el Lomme cavan cuevas y acantilados de piedra caliza. Hay asentamientos humanos aquí desde la Edad del Bronce. Las famosas Cuevas de Han sirvieron precisamente de refugio a estos hombres de nuestros antepasados.

Sin embargo, gracias a esta ruta, podemos descubrir lugares que no aparecen en ninguna guía de viajes. Porque, además de la propia ruta, podemos descargarnos lo que aparece denominado como POI, puntos de interés. Cuando os acerquéis a un POI, el GPS os proporcionará información de forma automática.

La voz del GPS nos llevó, como por arte de magia, hasta el Museo de la Famenne, en Marche, detallándonos sus numerosas atracciones turísticas. Este museo alberga piezas que datan de las épocas merovingias y carolingia, descubiertas durante las excavaciones arqueológicas de Wellin y Hamoir. De vuelta al coche, simplemente pulsando nuestro GPS de pantalla táctil, se nos indicará nuestra próxima parada.

Nuestra ruta cuenta en total con once puntos de interés, como por ejemplo, la iglesia románica del pueblo de Waha. Esta joya es una de las iglesias más antiguas de Bélgica. Otro de los puntos de interés es el Parque Temático de Archeoparc, en Malagne, construido sobre las ruinas de una granja-castillo galo-romana, así como el Museo del Mundo Subterráneo de Han, donde veremos cómo la gente vivía en sus cuevas.

Sólo desde el centro de Han, la voz del GPS nos indica un camino de tierra que conduce a un cementerio merovingio. 800 tumbas que datan de los años 450 al 800, rodeadas de una reserva natural protegida con árboles. Un kilómetro más allá el GPS nos indicó que nos detuviéramos en el Oppidum. Nos enteramos de que, en la época romana, aquí había un campamento, donde los habitantes se refugiaban de las invasiones bárbaras. Aún se pueden ver algunos vestigios de las antiguas murallas.

De allí visitamos el pueblo de Villers-sur-Lesse, con algunas casas preciosas y su castillo amarillo. Esta pequeña fortaleza alojó, en 1930, los amores de los reyes Leopoldo y Astrid. Nuestro viaje termina en Rochefort.

Print Friendly, PDF & Email

Tags: ,






Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top