Saint-Hubert, paraíso rural en la Valonia

Saint Hubert Bélgica

Hay una leve diferencia entre las distintas regiones de Bélgica. De ello te das cuenta cuando viajas hacia el sur del país, hasta la región de la Valonia. Estas diferencias se atisban no sólo en el carácter de sus gentes, posiblemente más amigables y cercanos los valones, sino en la frondosidad que tienen los paisajes de esta región.

Un buen ejemplo de ello sería la ciudad de Saint-Hubert, situada muy cerca de la frontera con Luxemburgo, a unos 75 kilómetros al sur de Namur. Por algo en los folletos turísticos que nos encontramos al llegar al hotel se hacía alusión a Saint-Hubert como la capital de la caza y la naturaleza.

Nada más llegar te das cuenta de que esto es así. Las casas de esta población están totalmente rodeadas por la espesura de los bosques. Son muchos los turistas, tanto de la propia región de la Valonia, como de Flandes y Bruselas al norte, los que vienen hasta Saint -Hubert y sus alrededores dispuestos a disfrutar del aire puro y el turismo rural que se respira por aquí.

Pero a los que la naturaleza les ha privado precisamente de la diversión del senderismo y demás actividades al aire libre, en Saint-Hubert encontramos otros elementos interesantes. En el centro del pueblo veréis la imponente Basílica de Saint-Hubert, una de esas tremendas iglesias que no sabes cómo ha podido llegar a este lugar. En Bélgica hay muchos rincones parecidos: pequeñas casitas, bosques, y una iglesia tremenda en el centro.

Su fachada clásica está escoltada por dos altas torres, construidas en el siglo XIII, pero reformadas y restauradas en el XVI y XVII. En el interior de esta basílica se puede ver una antigua cripta romana, del siglo XI, el mausoleo de mármol que iba a acoger los restos de Leopoldo I, y un precioso altar dedicado a San Huberto, el santo amante de la caza que llegó a ser Obispo-Príncipe de Lieja.

Los turistas que están en Saint-Hubert, deseosos de hacer más actividades, suelen también acercarse a la cercana e histórica Bastogne, apenas a treinta kilómetros al este, para visitar uno de los rincones más históricos de la Batalla de las Ardenas.

Si vosotros estáis buscando un lugar tranquilo y apacible para pasar un fin de semana de turismo rural en la Valonia, Saint-Hubert es ese paraíso que andáis buscando.

Foto Vía Eostis

Print Friendly, PDF & Email

Tags: , , ,






Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top