Leyendas del Minnewater, Lago del Amor en Brujas

Minnewater

Hay muchas leyendas que corren paralelas a uno de los lugares más románticos y visitados de Brujas. El Minnewater, o Lago del Amor, se encuentra al sur del barrio del Beguinaje, muy cerquita de la estación de tren. Sin duda alguna es uno de los rincones más pintorescos de la ciudad, además de ser uno de los más visitados.

Si os fijáis bien veréis que hay algunos cisnes en el Minnewater. Ellos mismos son protagonistas de una de las leyendas del lago, que tiene su origen en 1488 cuando la ciudad de Brujas ejecuta a uno de los administradores de la villa, Pieter Lanchals, esposo y sucesor de la duquesa María de Borgoña, amigo de Maximiliano de Austria, y cuyo apellido significa curiosamente cuello largo. De hecho en el escudo de armas de la familia Lanchals aparece la figura de un cisne blanco.

Enterado del asunto Maximiliano, el monarca castiga a la población de Brujas con una firme, y cuanto menos curiosa resolución: tendrá que mantener a los cines de sus lagos y canales para toda la eternidad.

También hay otras historias que hablan del nombre que se le da a este lugar, Minnewater. Algunos apuntan que viene de la palabra flamenca minne, que significa amor, aunque otros más bien apuntan a la palabra germánica antigua minne, que significa elfo o duende. Curiosamente, antes de la creación de este lago toda la zona era un bosque de robles donde cuentan las leyendas que vivían los druidas de Brujas.

Hay otra leyenda que nos relata la creación de este lago, que tiene que ver con una mujer llamada Minna a quien su padre quería buscarle un esposos de acuerdo a su buena condición social. Sin embargo, Minna estaba enamorada de Stromberg, un joven apuesto pero muy por debajo en la escala social que el padre de Minna quisiera para su hija.

La chica estaba tan desesperada que, una noche, escapó de casa corriendo hacia el bosque de robles de las afueras de la ciudad. A las pocas horas, Stromberg se enteró de la desaparición de la joven y corrió presuroso en su busca. Amaneció el día siguiente y no lograban dar con la chica, hasta que unas horas después Stromberg la encontró.

La chica yacía sin fuerzas en medio del bosque, muriendo poco después en brazos de Stromberg. Para recordar aquel lugar, el joven construyó una pequeña cabaña y una presa para detener las aguas del río Leie que pasaban por allí. Allí mismo cavó una tumba para Minna… Cuenta la leyenda que el lugar que hoy ocupa el lago es donde se halla enterrada la joven. De ahí su nombre de Minnewater.

Foto Vía Cohga

Print Friendly, PDF & Email

Tags:






Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top