Comer patatas fritas en Bruselas

Maison Antoine

Cómo olvidar las patatas fritas de Bruselas… o las de cualquier ciudad de Bélgica. Porque, para los que no lo sepáis, los belgas fueron precisamente los inventores de las patatas fritas. Es además el país que más patatas fritas consume del mundo, simplemente porque es casi imposible encontrar una calle en la que no haya un puesto de patatas fritas.

Gofres, cervezas, mejillones, chocolates… y patatas fritas. Esta es Bélgica y sus delicatessen. Un amigo de Bruselas me dijo que posiblemente veáis en la ciudad más gente con un cucurucho blanco de patatas fritas que con el móvil en la mano. Realmente no nos pusimos a hacer un cálculo, pero os puedo asegurar que posiblemente mi amigo estuviera en lo cierto.

Simplemente pasaros por la Grand Place de Bruselas y encontraréis muchos puestos de patatas fritas. Sin embargo, si nos preguntáis cuál es el mejor lugar para comer patatas fritas en Bruselas, lo tenemos muy claro: la Place Jourdan, una plaza a las afueras del centro turístico y muy cerca de los edificios de la Unión Europea.

Hay que andar un poco hasta llegar a la Place Jourdan, pasando los edificios europeos. Nada más llegar veréis una cola característica, sobre todo si es la hora del aperitivo o incluso de comer. Es el puesto de patatas fritas de Maison Antoine, tal vez el mejor de todo Bruselas. No creáis que los puestos son simples carrillos, no, no. Son grandes quioscos octogonales muy bien decorados y cuidados.

Las patatas fritas se pueden comprar de dos estilos, pequeñas o grandes, según su ancho. La variedad está en el tipo de salsa que queráis echarle. Salsa curry, mostaza, ketchup, mayonesa, pan de ajo, pan de pita… hay infinidad de variantes para elegir. Casi todos los puestos suelen tener un panel en el que indican el precio de cada tipo de salsa.

Cualquiera me podrá decir: «bah, mira que ir hasta Bruselas para comer patatas fritas…». Pues sí, porque al igual que el chocolate, aquí las patatas fritas son un arte culinario. Además, ¿cuándo habéis saboreado un cucurucho de patatas fritas belgas, en plena Bruselas, y con una cerveza del país?. Porque, aunque parezca una mezcla rara, las patatas fritas han de acompañarse con una buena cerveza belga.

En Bélgica hay muchos bares en los que te puedes sentar con tu cucurucho de patatas fritas y pedirte una cerveza para beber. No os dirán nada si venís con las patatas fritas compradas de otro sitio, siempre que consumáis la cerveza del local.

Lo dicho, si tenéis pensado viajar a Bruselas, imprescindible probar sus patatas fritas. Nosotros os damos una recomendación: Maison Antoine, en la Place Jourdan, las mejores patatas fritas de Bruselas.

Foto Vía Petchie

Print Friendly, PDF & Email

Tags:






1 comentario

  1. Gonzalo dice:

    Hola! Estoy leyendo atentamente tu blog. Viajo para Europa en unos meses y voy a estar en Bruselas. Mi idea es ir a Amberes y Brujas si me dan los tiempos….

    Aqui en Buenos Aires siempre acompañamos la cerveza con papas fritas…. sera un placer hacerlo alla!

    Saludos!!!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top