La Rue de la Regence en Bruselas

Rue de la Regence

En muchas ocasiones he leído en algunos foros que Bruselas es una ciudad en la que no tienes mucho que ver. Realmente me pregunto si esas personas han estado en Bruselas o no. La capital belga no es que sea la ciudad más bonita del mundo, ni mucho menos, pero además de contar con muchos edificios interesantes, alberga plazas y calles encantadoras.

Hay que saber buscar un poco la magia escondida de Bruselas. Nosotros particularmente dando un pequeño paseo por la Rue de la Regence encontramos buena parte de ese encanto escondido de la ciudad. Esta calle va desde la Place Royale hasta el edificio del Palacio de Justicia. En realidad no es un trayecto muy largo, que se puede hacer en unos minutos, pero seguro que en este tramo echaréis muchas fotos.

Si iniciamos el recorrido en la Place Royale ya allí tenéis la Iglesia de Santiago. Al poco de andar os encontraréis con el Museo de Arte Antiguo y de ahí llegaréis a mi iglesia favorita en Bruselas, la Iglesia de Notre Dame du Sablon, una iglesia llena de pináculos y torrecitas que os encantará sin duda. A la caída de la tarde resulta majestuosa.

Frente a la iglesia tenéis los Jardines du Petit Sablon, una auténtica joya de la jardinería. El parque está delicadísimamente cuidado, con sus setos perfectamente cortados, el color de las flores, los jardines… Creo que no he visto un parque más limpio y cuidado nunca.

Además, la Rue de la Regence se halla en el barrio por antonomasia de la ciudad, les Marolles. Sus calles, como esta de la Regence, están llenas de tiendas de anticuarios, restaurantes, joyeros, galeristas, libreros… Aquí encontraréis seguramente lo que en ninguna otra parte de Bruselas veréis. Así que dejar las compras y los souvenirs de la ciudad para les Marolles.

En muchas ocasiones bajas por esta calle sólo por el gusto de saborear el olor a café y chocolate de los cafés y chocolaterías de la zona. Al fondo vamos divisando ya la efigie del Palacio de Justicia, un bello edificio del siglo XIX, uno de los más grandes de Europa. Lo mejor de todas maneras es subir al mirador que hay a la derecha del palacio y tomar una de las mejores panorámicas de la ciudad.

Si en alguna ocasión leéis en algún foro que Bruselas es una ciudad en la que hay poco que ver, pensad que quien lo dice es el tipo de persona que al viajar a una capital europea espera ver grandes monumentos, museos ostentosos y demás. Hay que saber apreciar también las cosas sencillas, lo tradicional. Y en eso pocas capitales superan a Bruselas.

Foto Vía Faisalain

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top