Rutas ciclistas y de senderismo en Valonia

Transardennaise

¿Qué mejor manera de descubrir un país que a pie o en bicicleta si tenemos la ocasión?. Caminando tranquilamente por sus paisajes tendréis la oportunidad de encontrar la variada y abundante vida silvestre belga. Las rutas ciclistas os permitirán descubrir pequeños pueblos y su mundo rural.

Las oficinas de turismo de cualquier ciudad belga estarán encantadas de proporcionaros guías y mapas de rutas a pie y carriles bici. En dicha información tenéis la dificultad de cada una de las rutas, ya que algunas presentan ondulaciones bastante empinadas.

Las autoridades valonas han reconocido la importancia de estas actividades y han invertido en mejorar las condiciones para los excursionistas ciclistas y amantes del senderismo. Aquí os traemos algunas de las mejores oportunidades para este tipo de turismo en la región de la Valonia.

– La Transardennaise

Los operadores turísticos organizan muchas excursiones en la región, entre ellas una de las de mayor interés es la conocida como Transardennaise. Se trata de un sendero de 140 kilómetros a través de las Ardenas, desde La Roche hasta Bouillon. La distancia total puede ser cubierta a pie en unos 5 días. Otra alternativa es dividir el camino en otros más pequeños, dependiendo del tiempo que dispongamos.

Las Ardenas es una región de bosques, ríos y una naturaleza muy cuidada. Es quizás la mejor región para recorrer a pie o en bicicleta. Esta ruta de La Transardennaise es ideal tanto para los excursionistas a pie o en bici.

Las Ardenas

– Ravel

Se trata de una ruta en la que podremos disfrutar de una maravillosa banda sonora de cantos de aves y de campanas. Una ruta en plena naturaleza, alejados de cualquier ruido. La ruta Ravel nos llevará por antiguos canales, terraplenes y vías férreas abandonadas, acondicionadas hoy para el uso exclusivo de excursionistas, ciclistas y jinetes.

Actualmente hay 800 kilómetros en caminos. Podemos hacer la ruta en varias alternativas, como la que va de Namur hasta Visé, bordeando la frontera neerlandesa. También podemos recorrerla a través de los variados paisajes de Mariembourg, con su museo del tren de vapor, Hoegaarden, la casa de la cerveza blanca, pasando a través de Namur y Dinant.

Otro recorrido nos llevará a través de la provincia de Hainaut, con Beloeil, donde vale la pena visitar su castillo, Ath y su carnaval, o pasear por las orillas del río Dendre hasta Lessines y contemplar el sorprendente Hospital de Nuestra Señora de la Rosa.

– Tarpan

La red Tarpan tiene objetivos muy similares a los de la ruta Ravel, ya que usa vías férreas abandonadas y antiguos caminos para que hoy puedan disfrutar los ciclistas y los senderistas. La principal diferencia es que las rutas de Tarpan están más aconsejadas para los amantes de las bicis de montaña, gracias a la desigualdad de sus superficies.

Existen muchos mapas a lo largo de los caminos para poder seguir cada una de las rutas. Podemos, por ejemplo, recorrer el bosque de Anlier, en la zona sur de las Ardenas cerca de Arlon y Habay la Neuve. También paseando a orillas de los ríos Ourthe y Ambleve, o en las zonas en torno a las Fagnes

Print Friendly, PDF & Email

Tags: ,






3 comentarios

  1. La verdad es que las rutas tienen muy buena pinta, pero la primera foto quita las ganas si uno no está muy aventurero.

    Ravel: Randonées velo (paseos o rutas en bicicleta).

    Me encanta la promoción: <a href=»http://met.wallonie.be/opencms/opencms/fr/ravel/»Las vías lentas de la región valona.

  2. Javier dice:

    A mí que me cuesta ir recto con una bicicleta, la verdad es que me costaría seguir esas rutas en bici (la última vez que lo intenté acabé en una chumbera).

    Pero vamos, eso no quita que da cierto morbillo la foto en pensar que qué pena no ser capaz de hacerlo…

  3. luismi dice:

    Interesante blog.
    un saludo.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top