Ambiente gay en Flandes

NaviGAYtion 2008 en Amberes

Flandes cuenta con un animado ambiente gay . Se trata de un pueblo muy tolerante y hospitalario, rico en actividades culturales y fabulosos restaurantes. Cada ciudad, y por supuesto, Ostende y la costa, tiene sus propias particularidades, a la espera de ser descubierto por todos y cada uno de vosotros.

¿Hacemos un pequeño recorrido ahora?…

– Bruselas

Bruselas es un paraíso para los amantes del cine y de la moda, así como para los gourmets y los románticos. Pasear por la histórica Grand Place y detenerse en sus muchos restaurantes y bares de copas. La mayoría de los bares de ambiente gay se hallan en la zona de Kolenmarkt.

– Gante

En Gante os resultará muy divertido combinar el descubrimiento de sus raíces históricas con la típica ruta de las compras flamencas. El Café Rosa y el Centro de Gays y Lesbianas se hallan en el centro histórico de Gante. Allí podréis vivir el epicentro del ambiente gay de la ciudad, así como recibir información de otros lugares en donde pasar la noche.

– Amberes

Además de su magnífica arquitectura y su amplia gama de museos, Amberes es el centro más importante del diamante en el mundo, así como un auténtico baluarte de la moda. El ambiente gay en esta ciudad gira en torno de las orillas del río Escalda. Allí os encontraréis con NaviGAYtion, una próspera comunidad gay en la que disfrutar.

– Ostende y la Costa

Aparte de la deliciosa comida que se sirve en sus restaurantes, Ostende es maravillosa por sus playas. Si queréis salir por la noche tenéis de todo, desde bares con música en directo, hasta discotecas en tierra y en los barcos. Realmente Ostende mucho más de lo que cabría esperar según su tamaño.

La mayoría de los turistas que llegan hasta los pequeños pueblos costeros disfrutan de la tranquilidad y la armoníaz que aquí se respira. Este es el lugar ideal para alejarse del bullicio de las grandes ciudades. La costa cuenta con dos lugares muy bien ambientados para los gays: en Panne, la Reserva Natural de las Dunas Westhoek, y en Knokke-Heist, con el Het Zwin y sus grandes explanadas de columnas neoclásicas.

Print Friendly, PDF & Email

Tags:






Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top