Seis razones para un fin de semana en Brujas

Brujas

¿Estáis buscando un fin de semana maravilloso?. Hoy en día es sencillo, y creo que con nosotros, más fácil aún. Os vamos a proponer, y ya vosotros véis si os interesa o no (aunque si no os interesa, no os gusta viajar, seguro). Os llevamos hasta Brujas, ¿qué os parece?.

Brujas es sencillamente un cuento de hadas. Así, sin más. Edificios históricos, hermosos canales y pequeñas callejuelas empedradas. Para ponerlo más fácil, os vamos a dar seis razones por las cuales pasar ese fin de semana maravilloso en esta ciudad.

    1. Los canales: A Brujas se la conoce como la Venecia del Norte. Estos antiguos canales fueron utilizados para la navegación comercial, mientras que hoy en día se usan exclusivamente para las embarcaciones de turismo. ¿Qué podría ser mejor que tomar uno de estos botes y contemplar la maravillosa arquitectura que rodea la ciudad?. No habría nada más romántico…

  1. La cultura: La visita a los museos de Brujas se hace una auténtica necesidad cuando llegamos a la ciudad. Hay una gran abundancia de arte renacentista y barroco. Visitar el Museo Groeninge, que alberga las mejores obras maestras de la escuela flamenca. Si os acercáis a Brujas en verano tendréis la posibilidad las dos primeras semanas de agosto de asistir al Art Nocune. Se trata de una feria anual que muestra las obras de arte y las antigüedades que se exponen en el Centro Cultural Sherpoord, en Knokke-Heist, a las afueras de Brujas.
  2. Las antigüedades: Los mercadillos de Brujas están llenos de interesantes e insólitos tesoros. Suelen abrir de marzo a octubre, los sábados y los domingos.
  3. La cocina y la cerveza: La gastronomía de Brujas nos ofrece de todo, aunque yo os aconsejaría los restaurantes belgas que hay junto a la ribera de los canales, donde tanto la cocina como las vistas serán de lujo. La comida debe estar acompañada de la cerveza local, como la que se puede tomar en Vlissinghe, escondida en un pequeño callejón, y que ofrece más de 300 clases de cerveza.
  4. La música: El ambiente de esta ciudad seguro que os encantará también. Acercaros a los bares y los cafés que hay repartidos en las calles Langestraat y Kraanplein. Allí oiréis música de todo tipo, desde jazz a tecno, pasando por la salsa y el blues. Existe asimismo una gran variedad de discotecas para los más noctámbulos.
  5. La Navidad: Aunque hace poco tiempo que la hemos vivido, os aconsejaría que no dejaráis pasar la oportunidad el próximo año (mirad si tenéis tiempo, ¿eh?). La plaza principal acoge un interesante mercadillo, maravillosamente iluminado y rodeando una pista de hielo. Son muchos los regalos y las especialidades que podéis encontrar aquí, sobre todo el maravilloso chocolate belga. Además, contemplar Brujas iluminada, es una auténtica pasada.

Os añadiría una más: buscad e intentad localizar uno de esos hoteles en Brujas que está estratégicamente situado junto a un canal. Disfrutad viendo amanecer a través de la ventana; disfrutad del silencio y la tranquilidad de la noche allí…

Bueno, ¿qué me decís?. No podéis desaprovechar esta oportunidad. Jamás he oído a nadie que haya estado en Brujas decir que ha venido decepcionado, todo lo contrario. Hoy día, y con la crisis, además, cada vez son más las compañías que sacan ofertas de viajes a muchos sitios de Europa. Esperad la ocasión y cuando se os ponga a tiro, adelante. Y con estas razones que os hemos propuesto, más la posibilidad de callejear muy bien acompañados, no es para pensárselo.

Print Friendly, PDF & Email

Tags:






1 comentario

  1. lolita dice:

    despues de lo k me akabais de contar ahora mismo busco billetes para ir, la foto es preciosa, espero ir para este invierno gracias por la informacion!!!!!!!!!!!!!!!!!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top