Las batallas de Charleroi y Namur

Soldado belga

Bélgica había esperado la ayuda de franceses y británicos en su lucha en estos comienzos de la Primera Guerra Mundial durante días, y sin embargo, la cooperación de los aliados brilló por su ausencia, especialmente en el caso francés, inmersos éstos en combatir en la región de la Alsacia Lorena y en la toma de Mulhouse, ciudad alsaciana reconquistada a los alemanes el 8 de agosto y perdida nuevamente pocos días después.

El general Joffre, al frente de las tropas francesas, subestimó el peligro que se estaba desplegando al norte, en Bélgica, y cuando volvieron la vista hacia este país, los esfuerzos por defenderla resultaron inútiles.

Perdida Lieja tras un asalto que había durado escasos días, y rendida Bruselas el 20 de agosto, el 2º ejército alemán se dirigió hacia Charleroi y Namur, siguiendo así su avance por territorio belga.

El 21 de agosto las baterías alemanas comenzaron el bombardeo de ambas ciudades.

El general Joffre, erróneamente, dividió sus ejércitos. Mientras el I y el II se mantenían en la región de la Lorena, el III y el IV se batían inútilmente en las Árdenas y solo el V ejército de Lanrezac se dirigió hacia Charleroi.

La diferencia entre ambos ejércitos resultó abrumadora. En torno al río Sambre se encontraron 38 divisiones alemanas contra 15 divisiones francesas.

Al poco de comenzar la batalla los alemanes ya habían establecido dos cabezas de puente sobre el Sambre y solo un día después, el 22 de agosto, el 2º ejército de von Bulow atacó directamente de frente al ejército de Lanrezac, mientras que 3er. ejército alemán lo hizo desde el flanco derecho francés.

Aquel mismo día, el ejército francés comenzó su desesperada retirada de Bélgica.

Namur no tardaría muchos más días en caer. Solo un día después, el 23 de agosto, Lanrezac mandó abandonar los fuertes que defendían Namur, que finalmente sería tomada por los alemanes el 25 de agosto.

Los británicos, al oeste de los franceses, en las inmediaciones de Mons, habían quedado sin apoyo francés en su flanco, y abandonados a su suerte contra los alemanes.

La batalla de Mons comenzaría entre birtánicos y alemanes el 23 de agosto.

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top