La Plaza Charles II, fortaleza de Charleroi

Plaza Charles II

En el corazón de la ciudad de Charleroi se alza la histórica Plaza Charles II, decorada con una fuente de aguas danzantes y un corredor de tiendas ambulantes donde se pueden comprar recuerdos y artesanías originales de la ciudad. Además de ser parte de un recorrido obvio, es un punto necesario ya que allí se encuentran diariamente todos los habitantes y turistas, lo cual genera un colorido y un intercambio cultural muy particular.

Bordeando la plaza se encuentran la Basílica de San Cristóbal y el Ayuntamiento, obra monumental de los arquitectos Joseph André y Jules César, quienes pensaron los proyectos dentro de los lineamientos del clasicismo y el art déco. A su lado, la atalaya, integrada por una torre monumental de 70 metros, equipada con un carillón de 47 campanas. Dentro del ayuntamiento funciona el Museo Nacional de Bellas Artes y el Museo Jules Destrée.

Los turistas encontrarán allí un buen lugar para sentarse a disfrutar de un café o un almuerzo ligero. Las principales calles convergen en ese punto, en diagonal al centro de la plaza, además hay conexión con todos los medios de transporte urbano.

La plaza fue bautizada con ese nombre en honor al rey de España. Frente a la intención expansionista de Luis XIV, los Países Bajos españoles decidieron alzar en el pueblo de Charleroi una fortaleza, en el mismo exacto punto donde está la plaza.

Francia fue más potente en los ataques y se apoderó del lugar, que fue reacondicionado en su totalidad según el criterio de los ingenieros militares; modificaron la arquitectura, trabajaron zonas altas y zonas bajas, y modificaron el plano, adoptaron una forma hexagonal con un trazado concéntrico de las calles, que en aquellos años representaba el ideal humanista.

En los alrededores de la plaza están las principales tiendas comerciales de la ciudad. Los turistas encontrarán primeras marcas nacionales, con producciones únicas en toda Europa, y variadas ofertas para distintos públicos. Son especialmente recomendables los locales de alta costura, donde año a año renuevan modelos, y los de venta de joyas y piedras preciosas. Los diseños son una belleza y las facilidades de pago son realmente tentadoras.

Foto vía: Jmh2o

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top