El Castillo de Walzin en Dinant

Castillo de Walzin

Os puedo asegurar que el mes de septiembre, temporada baja y con muchos menos turistas, la región belga de la Valonia es ideal para pasar unos días. Esta región es de habla francesa, y resulta muy pintoresco por ejemplo tomar un coche y seguir el curso del río Mosa. Así fue como descubrí a una de mis joyas preferidas, Dinant.

Sin embargo, yo que vosotros continuaba un poco más allá hasta llegar al precioso Castillo de Walzin, situado en la ciudad del mismo nombre. Si no fuera por su imponente fortaleza, seguro que Walzin sería uno más de esos pequeños pueblos que nos pasarían totalmente desapercibidos.

Tenemos que trasladarnos al siglo XI para conocer los orígenes de este castillo. En primer lugar perteneció a la familia de los Kefreyn hasta comienzos del siglo XIV, para pasar luego a propiedad de Wautier de Walzin, quien al morir en 1385 se lo deja en herencia a su hija Marie, que se casa con Gilles de Kemexhe, pasando a ser propiedad de esta familia.

 

Desde entonces, malos tiempos para el castillo, que fue saqueado por el ejército francés en 1466 y por los austríacos en 1489. De nuevo, en 1554, las tropas francesas de Enrique II llegaron al castillo para incendiarlo. Desde entonces la fortaleza pasa a manos de la familia Brandenburg-Berlaimont, los escudos nobiliarios que se pueden ver en sus salones.

Existen dos maneras de llegar hasta el Castillo de Walzin. Una de ellas es conducir hasta allí desde Dinant, en una distancia de apenas diez kilómetros, y la otra, mucho más recomendable, es aparcar vuestro coche en la estación de tren de Anserremme e ir caminando siguiendo el cauce del río Lesse. Es una caminata de cinco kilómetros, pero sin duda es una opción estupenda para pasar el día.

Sin embargo, más que verlo de cerca, la verdad es que el Castillo de Walzin es de esos castillos que se disfrutan desde la distancia. Se levanta sobre una enorme roca blanca, con una espesa arboleda a sus pies. Os decíamos que os acercarais en el mes de septiembre, ya que el colorido de los árboles de alrededor le dan un carácter mágico a las fotografías de postal que podéis sacar del castillo.

Foto Vía Jaqui Manel

Print Friendly, PDF & Email

Tags:






Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top