Binche y su carnaval

Vista panorámica de Binche

Hay lugares de Bélgica que son apenas conocidos pero que, cuando los visitamos, generan en nosotros una tremenda impresión y un recuerdo imborrable. Uno de los lugares que bien podríamos catalogar dentro de este apartado sería la ciudad de Binche, una histórica y legendaria ciudad amurallada de apenas 35.000 habitantes, en la provincia de Hainaut, muy conocida en el país por albergar el carnaval más famoso de Bélgica.

El centro de la ciudad corresponde a la Grand Place, donde se levantan importantes edificios, como el Hotel de la Ville, de origen medieval. En 1770 se le añadió la torre, y es inexcusable realizar una visita al interior, en gran parte del siglo XVII. Cerca de aquí se encuentra el Museo Internacional del Carnaval y la Máscara, abierto de martes a viernes, de 09.30 a 17 horas y y los sábados y domingos de 10,30 a 17 horas. Es un museo levantado sobre un antiguo convento de agustinos del siglo XVIII, y recoge una interesantísima muestra de máscaras de todos los estilos, desde el siglo XVI a la actualidad, y un repertorio de los carnavales más importantes que se celebran en Europa, y en particular el carnaval de la ciudad.

Más información:

La Colegiata de Saint Ursmer se levanta sobre los tejados de Binche, al sur de la Grand Place. Fue construida en el siglo XII, aunque su realización actual data de los siglos XVI y XVII. De su interior podemos destacar el enorme coro y el tesoro, con importantes piezas como relicarios de los siglos XII y XIII y un vía crucis borgoñón de 1479. Frente a a iglesia está el Palacio del Ateneo y los restos de las murallas y el castillo de 1545, fortaleza construida para acoger a Ana de Hungría, gobernadora de los Países Bajos.

El carnaval de Binche es el más famoso de toda Bélgica. Durante el mismo, que se celebra desde el siglo XIV, los habitantes de la ciudad, vestidos con altos sombreros de pluma de avestruz, entablan una batalla de naranjas. El origen de esta fiesta se remonta a 1539 cuando, María de Hungría celebró en la ciudad, durante siete días, una serie de banquetes, fiestas y fuegos artificiales para conmemorar la visita de su hermano Carlos V junto a su hijo Felipe II.

Gilles de Binche

Gilles en Binche

La figura central del carnaval es el personaje de Gille. Este personaje aparece por toda la ciudad el martes de carnaval bailando con un traje repleto de los colores de la bandera nacional, un impresionante sombrero con plumas de avestruz y un cinturón con siete campanillas y un cascabel. Cientos de estos Gilles recorren la ciudad acompañados de un tamborilero, sin poderse sentar en ningún momento ni probar nada. Además, los Gilles deben ser originales de Binche.

Pero antes de lo que son las fiestas de carnaval en sí, Binche celebra el pre-carnaval. Durante las seis semanas previas a las fiestas, los habitantes van organizándolo todo distribuidos en sus barrios, preparando las vestimentas de los Gilles y los disfraces. Durante el carnaval, y con fuegos artificiales cada noche, las calles son un auténtico jolgorio de colorido, luz y gentes.

El día grande es el martes de carnaval cuando, desde la madrugada, los Gilles se van juntando dándose la bienvenida unos a otros con cava. Al llegar la mañana, se reúnen cerca de la estación para desayunar ostras y champán, y más tarde organizar la cabalgata en la que reparten naranjas a la gente y se desarrolla la tradicional batalla de las mismas. Al término de la cabalgata, con la caída de la tarde, los Gilles se agrupan para bailar por todas las calles de la ciudad hasta el amanecer del miércoles de ceniza.

Puedes saber más sobre estas fiestas en su enlace oficial.

Cómo llegar a Binche:

Para llegar a Binche la mejor forma es usar el tren. Desde la estación central de Bruselas hay varios trenes diarios que salen en dirección a Binche, adonde llegarás en aproximadamente hora y media.

Tags: , ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top