La leyenda de Silvius Brabo en Amberes

Silvius Brabo

En la Grote Markt de Amberes se puede ver la fuente que representa a Silvius Brabo, un soldado romano quien, según cuenta la tradición y la leyenda, explica el nombre de la ciudad a raíz de su historia. Es uno de esos relatos que se saben todos los habitantes de Amberes desde pequeños.

La leyenda nos sitúa en la época romana, cuando el gigante Antigoon dominaba la ciudad, obligando a sus ciudadanos a pagar un impuesto si querían cruzar el puente sobre el río Escalda. Si estos no pagaban o no querían hacerlo, el gigante les cortaba la mano y la arrojaba al río.

Así los habitantes de Amberes no podían salir de la ciudad, ya que vivían atemorizados ante la presencia del gigante. Es entonces cuando surge la figura de Silvius Brabo, un soldado romano que, lleno de valor y coraje, se dispuso a ir al puerto de Amberes al encuentro del gigante para acabar con él.

Brabo se plantó delante de Antigoon, quien le pidió dinero por cruzar el puente. Al negarse Brabo, el gigante se fue hacia él para cortarle la mano, pero el soldado se defendió y peleó de tal suerte que acabó con la vida del gigante. Una vez muerto, Brabo le cortó la mano y la lanzó al río como Antigoon hacía con sus víctimas.

De esta acción es de donde surge el nombre de Amberes. En neerlandés se dice Antwerpen, que significa algo así como “lanzar una mano”, el acto que en su momento protagonizó el gigante y que ahora se convirtió en símbolo de libertad para todos los habitantes de la ciudad.

Precisamente la estatua de Silvius Brabo que se encuentra en la Grote Markt representa el momento exacto en el que el soldado va a lanzar al Escalda la mano del gigante. Fijaros cómo esta mano es mucho más grande que la suya. Claro, era la mano de un gigante, ¿no?.

Foto Vía Op Reis

Tags: , ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top