Ypres, el recuerdo de la Primera Guerra Mundial

Museo de la Primera Guerra Mundial en Ieper

Hoy nos acercamos a la ciudad belga de Ypres, de apenas 35.000 habitantes. Situada en la región occidental de Flandes, en el pasado fue una poderosa ciudad, con una floreciente industria textil, y debido a su posición estratégica fue asediada varias veces y dañada gravemente. Durante la Primera Guerra Mundial se encontró en el centro del sangriento frente de trincheras en el que encontraron la muerte 300.000 soldados, de los que 250.000 eran británicos. En sus alrededores hay 170 cementerios que conmemoran esta guerra. Totalmente destruida, fue más tarde cuidadosamente reconstruida.

La visita a la ciudad nos lleva a la Grote Markt, una enorme plaza rectangular dominada por los edificios de la Lakenhalle y la Catedral.

La Lakenhalle o mercado de telas fue levantada entre 1200 y 1304, y reconstruida después de la Primera Guerra Mundial. Es un largo edificio formado por dos pisos repletos de arcos, que tiene en su centro un poderoso y enorme torreón cuadrado, perforado por ventanas y rematado en cuatro torretas en las esquinas y una aguja en el centro. Podemos ascender a este torreón, 264 escalones, y contemplar preciosas vistas de la ciudad.

El segundo domingo de mayo tiene lugar en la Grote Markt el pintoresco Kattestoet, el lanzamiento de los gatos, que antiguamente se realizaba para prevenir la brujería. La fiesta acaba con el lanzamiento, desde lo alto del torreón, de pequeños gatos de peluche, aunque en la Edad Media se tiraban gatos de verdad.

En el primer piso de la Lakenhalle se encuentra el Museo de la Primera Guerra Mundial, que podemos visitar de abril a septiembre de 10.00 a 18.00 horas, y de finales de enero a marzo y de octubre a diciembre, excepto los lunes, de 10.00 a 17.00 horas. A la derecha de la Lakenhalle, al final de la plaza, está el Nieuwerk, sede del Ayuntamiento, de 1619. Un poco más adelante, junto a la Catedral está el monumento a los soldados de Ypres.

Torre de la Catedral de Ypres

Torre de la Catedral de Ypres

La Catedral de San Marten fue reconstruida con minuciosidad tras los bombardeos de la Primera Guerra Mundial. Es uno de los edificios góticos más armoniosos de Bélgica.Taillebert, de finales del siglo XVI, y detrás del altar, en el coro, varias tumbas de obispos. Fue construida en el siglo XIII. En el interior, a la izquierda de la entrada, se conserva la fuente bautismal de

Casi todos los restantes edificios interesantes de la ciudad se encuentran a pocos pasos de la Grote Markt. En la Boterstraat está la Iglesia de San Nicolás, neorománica, entre preciosas casas del siglo XVIII. Al norte de la catedral, en la Diksmuidestraat se puede contemplar la bella fachada gótico flamígera de la Casa Biebuyck, que data de 1544.

Al lado del Ayuntamiento sale la Menenstraat que conduce a las antiguas murallas construidas por Vauban en el siglo XVII, cerca de las cuales Reginald Bloomfield levantó en 1927 el memorial británico en forma de arco del triunfo en el que cada tarde se puede oir el Last Post, el silencio en memoria de los caídos británicos. Un momento muy emocionante en vuestra visita. Un poco más abajo, en la Plaza de Santiago llegamos a la iglesia del mismo nombre, de los siglos XIII-XV.

Ypres primera guerra mundial

Last Post – foto de (c)milo-profi photography

La calle más importante de la ciudad es la Rijselstraat. En ella se encuentra el Museo OCMW, instalado en la Capilla de la Belle Godshuis fundada en 1276. Este museo lo podemos visitar de abril a octubre de 10.00 a 12.30 horas y de 14.00 a 18.00 horas. En él se puede admirar algún cuadro antiguo y tapicería de cuero de Malinas, plata, bordados, muebles de los siglos XVI y XVI, sellos, documentos y una preciosa tabla anónima, La Virgen con donantes.

Frente al museo, está el Hotel Museo Meghelynck, un palacio de 1774 con riquísimos interiores. Más adelante, a la derecha, está el edificio de Correos, que ocupa el antiguo Palacio de los Templarios del siglo XIII. Terminaremos nuestra visita en la Iglesia de San Pedro, cuya fachada original de estilo románico data del siglo XII, y concluiremos en la Puerta de Lile, que forma parte de las murallas de Vauban.

Cómo llegar a Ypres:

La mejor forma de llegar hasta Ypres es tomando un vuelo hasta el Aeropuerto de Bruselas, y desde el propio aeropuerto, tomar un tren hasta la ciudad de Ypres. El trayecto del viaje suele ser de unas 2 horas.

Más información práctica sobre la ciudad:

Print Friendly, PDF & Email

Tags:






Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top