El Museo de Juguetes, en Malinas

Entrada al Museo de los Juguetes

El 23 de abril de 1982, el sueño de 17 entusiastas fundadores se hizo realidad con la creación del Museo de Juguetes de Malinas. Ese mismo día, abría sus puertas al público. Todo comenzó en 1980 con el Festival de Folklore de Malinas. En ella, una exposición de juegos y juguetes condujo a la creación del Centro de Juguetes y Arte Popular. En otoño de 1981 se alquiló un enorme espacio en el primer piso del Museo actual, para que, cinco meses más tarde, abriera sus puertas el recinto.

Con el paso de los años, el Museo fue creciendo. En 1984 se habilita el segundo piso del Museo para la exposición de juguetes. En 1992, con ocasión del décimo aniversario, el nombre fue cambiado a Museo del Juguete de Malinas. A día de hoy, cuenta con más de 10.000 metros cuadrados de exposición. La exposición Europa Ludens en 1992, con la participación de 27 museos, sirvió para darle fama internacional al Museo de Juguetes.

A partir de ahí, el Museo comenzó a participar en diversas actividades internacionales. Exposiciones en China, Estados Unidos y Japón. En 1995 el Museo recibió el título de Embajador Cultural de Flandes. Una de las más conmovedoras exposiciones que ha acogido este museo fue la que se celebró en 2003 bajo el título de No Child’s Game, con los juguetes que los niños judíos usaron durante la Segunda Guerra Mundial.

La exposición comienza con un paso atrás en el tiempo. Juguetes que se remontan 450 años atrás, entre los que destaca un precioso patín construido con huesos de caballo, así como dardos, arcos de tiro, y otros juegos tradicionales de la época. También se incluye una sección de juguetes con dos, tres o cuatro ruedas. Entre ellas se puede ver la primera bicicleta que usó de niño el rey Leopoldo III.

La sala de las muñecas es una de las más visitadas del Museo. Muñecas griegas de terracota, muñecas chinas francesas, muñecas alemanas, y las más modernas muñecas Barbies. Las muñecas antiguas suelen estar vestidas con atuendos del siglo XIX, el esplendor de los años veinte o la extravagante moda de los años sesenta. Es preciosa la sección dedicada a los teatros de títeres, haciendo un recorrido histórico desde que se inventara en China 1000 años antes de Cristo.

Museo de Juguetes de Malinas

Otra de las secciones está dedicada a los juegos educativos, desde los Electros de los años cincuenta, herramientas de carpintero para niños, cajitas de costura para las niñas, o incluso todo lo necesario para aprender el oficio de cartero o maquinista de tren. Y lo más curioso, un set de objetos utilizados por un sacerdote para aquellos niños que sientan la vocación desde pequeños.

Poco después de 1812 se empezaron a construir los primeros juguetes de hojalata. A partir de aquella época, los juguetes se hicieron de esta materia. En el Museo podemos ver pequeñas máquinas de escribir para niños, y sobre todo, los pequeños robots. Otra sección muy acertada en el Museo es la dedicada a los juegos de construcción. Los primeros ladrillos de Lego aparecieron en 1955. En el Museo de Malinas aparecen otros fabricantes, aparte del famoso Lego, como Anker.

La sala de los juegos tradicionales nos acerca a los tableros de parchís, juegos de la oca, dados, puzzles, juegos de cartas, ajedrez, la lotería, así como juegos de pesca y de caballos. También hay una sala dedicada a los vaqueros, los indios, los castillos y los legendarios soldaditos de plomo. Lo más bonito de la sala es una enorme maqueta de soldados de plomo de la batalla de Waterloo, formada por más de 8000 soldados. La familia Alen Borgerhout tardó 10 años en construir esta maqueta.

Por último, una sala dedicada a los trenes en miniatura, desde los más antiguos a los más modernos. En ella se puede contemplar la muestra que el Museo de Malinas llevó a la Expo de Sevilla en 1992. También hay otro espacio reservado para los peluches, los juegos sonoros y los juegos ópticos.

Desde luego este museo es toda una aventura de vuelta a la infancia que merece la pena experimentar.

– Información práctica

El Museo de Juguetes de Malinas abre de martes a domingo, de 10.00 a 17.00 horas. Cierra los lunes y también los días 24, 25 y 31 de diciembre, y 1 de enero.

Las reservas para grupos han de hacerse con una semana de antelación, reservas que se pueden hacer en la dirección :info@speelgoedmuseum.be.

Los precios de las entradas van desde los 7 euros para los adultos a los 5 euros para los niños entre 3 y 12 años. Para grupos de 15 personas como mínimo el precio será de 6 euros por adulto y 4 euros por cada niño entre 3 y 12 años.

Print Friendly, PDF & Email

Tags: ,






Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top