Museo de Wellington, revivir batalla de Waterloo

Museo de Wellington

El Duque de Wellington sólo se quedó en la casa que es actualmente el Museo de Wellington, en Waterloo, unos pocos días pero fue sin duda un momento crucial de la historia. Uno de esos días se vio la victoria de los Aliados bajo la dirección del Duque sobre el Ejército de Napoleón en esa ciudad.

El Centro de Comando de Wellington estaba localizado en este edificio que solía ser un lujoso hotel y que en la actualidad se ha transformado en un museo en el que se exhiben los objetos personales del Duque, mapas y otros artefactos importantes de este trascendental momento.

El Museo de Wellington presenció los momentos clave unos días antes de que la batalla comenzara, por eso hoy en día tiene el honor de guardar no sólo las memorias personales del propio Wellington, sino de todos los héroes de esta contienda como sus uniformes, armas y los mapas detallados de la estrategia y del campo. En una habitación, que fue construida con posterioridad, se muestra la evolución de la famosa batalla de Waterloo a través de mapas iluminados.

Waterloo siempre ha sido una ciudad con una ubicación estratégica inigualable, al estar al borde del Bosque Soignes y a las puertas de Bruselas, por eso fue que esta batalla fue tan importante al llevar al fin 22 años de guerra de la Revolución y del Imperio y desde esa época Europa ha podido vivir en relativa calma, sólo rota por las Guerras Mundiales en el siglo 20.

En este museo se pueden ver piezas como armaduras atravesadas por balas para mostrar la fuerza de las armas de fuego en la época, la clase de armas y bayonetas utilizadas por los franceses durante la batalla, la clase de prótesis para reemplazar piernas perdidas en la guerra, la mesa que Wellington utilizó para escribirle su carta de victoria al Gobierno británico y un gabinete en el que se muestran los lujos que se utilizaban por las altas esferas en la época.

Si los turistas que visitan ese lugar van en grupos pueden acceder al servicio de un guía, para el resto de los visitantes existen audio-guías, que están incluidas en el precio de la entrada y que están en Francés, Neerlandés, Inglés, Alemán, Italiano, Español, Japonés y Chino-Mandarín.

Esas audio-guías explican las diversas etapas de la batalla y la explicación de los objetos del Museo, en un recorrido de 40 minutos.

Foto Vía: virtualtourist

Print Friendly, PDF & Email

Tags: , ,






Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top