Gruuthusemusem: Historia de Brujas en 3 periodos

Gruuthusemuseum

Después de casi 5 años de renovación el palacio Gruuthuse ha abierto sus puertas para dar cabida en él a un museo muy especial, ligado a la historia de Brujas, una ciudad que vivió un periodo de esplendor y riqueza allá por el siglo XV, otro de renacimiento comercial de los siglos XVII y XVIII y un tercero en el XIX, en que Brujas hubo de reinventarse totalmente.

El siglo XV fue el Siglo de Oro de Brujas, centro, junto con Gante, del comercio europeo en cuyos mercados se conectaba al norte de Europa y el Báltico con el Mediterráneo y los productos que se importaban en Inglaterra. Con el cambio de siglo, su fuerte dependencia de los gremios locales, y la decadencia de la industria pañera, incapaz de hacer frente n costo a los ingleses, hizo que su importancia se redujera en beneficio de una ciudad vecina Amberes. En los siglos siguientes, las Provincias Unidas perdieron sus privilegios ante Gran Bretaña, la nueva potencia europea en los siglos XVII y XVIII, y ambas, tanto Brujas como Gante, hubieron de adaptarse a los nuevos patrones comerciales, beneficiadas, eso sí, por el auge económico de esos siglos que además llevaron hasta la primera fase de la Revolución Industrial. Sin embargo, poco a poco, Brujas se fue quedando anclada en su pasado, perdida su hegemonía por la fortaleza del puerto de Amberes, y la importancia que fue adquiriendo la capital, Bruselas. En el siglo XIX, Brujas era la ciudad más pobre de Bélgica, y solo el turismo, ya en el XX, fue capaz de revitalizarla.

Vidrieras del Gruuthusemuseum

¿Qué podemos ver en el museo del palacio Gruuthuse?

Una colección de más de 600 piezas es la que nos presenta el Gruuthusemuseum, para mostrarnos como fue la evolución de la Historia de Brujas: documentos históricos, paños, encajes, cuadros, porcelana, tapices… hasta una simbólica capilla que data del siglo XV y que conecta al palacio con la Onze-Lieve Vrouwekerk, se pueden visitar en el museo.

Del siglo XV podemos admirar los vitrales del Ayuntamiento o la apilla del gremio de pintores y vidrieros, entre otras cosas. De los dos siglos siguientes, objetos artísticos más refinados, como juegos de té, porcelana fina o tallas barracas de la época de la Contrarreforma. Del XIX, artesanía de alta calidad y los trabajos neogóticos que llevaron a restaurar complemente un palacio que adquirió la ciudad de Brujas en conformidad con la Sociedad Arqueológica de Brujas. Es del siglo XIX de cuando data, precisamente, este museo que hoy reabre sus puertas.

Sala del museo Gruuthuse

¿Quién fue Luis de Gruuthuse?

A él se le debe el nombre del palacio. Señor de la alta sociedad estamental, participó en la corte borgoñona del siglo XV, y fue quien le dio lustre y belleza al palacio con un nuevo ala y con festejos que se celebraban en sus amplios salones. Coleccionaba manuscritos y su biblioteca era conocida en aquella época. Participó después con misiones diplomáticas en los reinados de Felipe de Borgoña, Carlos el Temerario y María de Borgoña, pero como ejecutor testamentario de esta última, se enfrenta a su marido, el emperador Maximiliano de Austria, y todo su poder político cae en desgracia.

Finalmente, Luis de Gruuthuse muere en este Palacio de Brujas el 24 de noviembre de 1492.

Horarios de apertura y precios del Gruuthusemuseum

  • El museo abre de 9 a 17,30 h. de lunes a domingo
  • Cerrado el 25 de diciembre y el 1 de enero
  • Precios:
    • Adultos, de entre 25 y 65 años: 12 euros
    • Entre 17 y 25 años: 10 euros
    • Menores de 17 años: gratis
    • Mayores de 65 años: 10 euros

Dirección y cómo llegar al Gruuthusemuseum

El museo se encuentra en Dijver, 17C – Brujas.

Para llegar desde la Grote Markt, puedes hacerlo a pie, en menos de 10 minutos, bajando por Oude Burg y por la Nieuwstraat.

Para hacerlo desde la estación de tren hay varias líneas de bus que puedes usar: la 12 es la más rápida, pero también puedes tomar las líneas 11, 14 y 16.

Más información sobre Brujas

Guía de viaje a Brujas

Qué ver en Brujas

Museos de Brujas

Fotos cedidas por VisitFlanders: (c)Jan D´Hondt / KMSKB (c)Thomas Lerooy-Rodolphe Janssen / 

Print Friendly, PDF & Email

Tags: ,






Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top