Visita el campo de batalla de Waterloo

Leon de Waterloo

Hay tanto por ver y por hacer en el célebre campo de batalla de Waterloo… Porque, por si no lo sabíais, Waterloo, aquel lugar que supuso el fin de Napoleón, se halla en Bélgica. Cuántos episodios de la historia trascendentales han ocurrido en suelo belga, ¿no?. Diríamos que es uno de los países del mundo que más ha podido cambiar el curso de la historia.

Los turistas que acuden hasta aquí pueden pasar un día entero rememorando el ambiente de aquella célebre batalla. A veces se llega a olvidar que aquella contienda supuso la llegada de una nueva paz a Europa, y marcó el final de la guerra entre franceses y británicos. Eso sí, a diferencia de otras batallas, sólo duró un día, el 18 de junio de 1815, causando un total de 50.000 muertos y heridos entre ambos bandos.

Uno de los últimos tours turísticos que se han creado en Waterloo es Battle Bus. Se trata de un viaje en autobús a través del campo de batalla. Un itinerario de 45 minutos, eso sí, en francés, visitando los lugares clave de la contienda, donde se nos explicará con detalle cada movimiento que hizo cada ejército. No hay mejor visita para conocer lo que aconteció en la batalla de Waterloo.

Hay una página web que os aconsejamos visitar antes de ir a Waterloo. Se trata de www.guides1815.org. Aquí encontraréis rutas turísticas por el campo de batalla de Waterloo, al precio de 46 euros una hora y 75 euros por tres horas.

Tal vez el mejor lugar para iniciar nuestra ruta por Waterloo sea el Centro de Visitantes, que os ofrecerá una interesante introducción de la batalla y los lugares más recomendados, interesantes y visitados. Es muy curiosa la recreación que se hace de la batalla hora a hora.

Desde allí merece la pena subir los 226 escalones que nos separan de la cumbre del famoso León de Waterloo, un monumento dedicado a los soldados que perdieron la vida en Waterloo. Desde la cima tendréis las mejores vistas del campo de batalla.

La próxima visita debería ser la cúpula Panorama, construida en 1912, y que alberga un enorme lienzo gigante, de 110 x 12 metros, considerado una obra maestra pictórica del arte militar. En él podemos ver la situación en el campo de batalla a eso de las 16.00 horas, utilizando modelos de tamaño natural de los soldados heridos en primer plano, y una banda sonora que evoca el sonido de los combates.

Así pues, si os gustan las batallas famosas, y estáis en Bélgica, no os deberíais perderos la oportunidad de visitar el campo de batalla de Waterloo, un lugar atravesado por la historia.

Foto Vía Simply Groups

Print Friendly, PDF & Email

Tags:






Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top