Los mejores Carnavales de Bélgica

Carnavales de Bélgica

Es posible que si piensas en Carnavales famosos pienses automáticamente en Venecia o en Río. No obstante, no son, ni de lejos, los únicos que hay repartidos por el mundo. En Bélgica, por ejemplo, encontramos una larguísima tradición de Carnavales, siendo algunos de ellos de los más famosos carnavales del mundo.

¿Cuáles son los Carnavales más conocidos en Bélgica?

1.- El Carnaval de Binche

Un ejemplo perfecto es el Carnaval de Binche, que en su día fue reconocido por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad, una fiesta que se vive intensamente en las calles de la ciudad medieval de Binche, al sur de Bruselas, y que es, además, un reclamo para miles de turistas.

Durante los tres días que preceden la Cuaresma, la ciudad celebra una de sus festividades más antiguas. Es más, dicen que este Carnaval es uno de los más antiguos de Europa.

En estos días, suntuosos trajes, bailes de disfraces y música llenarán las calles. El inicio de los días grandes tiene lugar el domingo de Carnaval, cuando además de la muchedumbre disfrazada por las calles, destacan los Man´ selles, hombres disfrazados con atuendos femeninos.

El martes de Carnaval, los protagonistas son los Gilles. Estos personajes recorren la ciudad al compás de los tambores, con trajes rojos, amarillos y negros. Llevan sombreros de pluma de avestruz, zuecos de madera, máscara de cera, pequeños anteojos y unas campanillas.

En general, hablamos de un Carnaval colorido pero con mucha tradición medieval, en la que pierrots y arlequines desfilan con las bandas de música realizando complicados pasos.

Para saber más: información sobre el Carnaval de Binche.

2.- El Carnaval de Aalst

El Carnaval de Aalst, en Flandes, es otro de los grandes carnavales de Bélgica.

A medio camino entre Bruselas y Gante, Aalst, tiene un programa de festejos de lo más amplio, entre los que podemos destacar la proclamación del Príncipe del Carnaval como alcalde de la ciudad, desfiles de gigantes y cabezudos, el lanzamiento de caramelos en forma de cebollas, la danza de escobas en la plaza del mercado para expulsar a los fantasmas de invierno, el desvile de Voil Jeanet con jóvenes vestidos de mujer y el ritual final en el que se quema la efigie del Carnaval.

Más información: Carnaval de Aalst.

3.- El Carnaval de Malmedy

El Carnaval de Malmedy o Cwarme, es otro de los más antiguos de Bélgica. Celebrado desde 1459, hay que diferenciar entre los cuatro días de Carnaval o Grandes Haguètes, y los cuatro jueves anteriores al carnaval o Petite Haguètes.

Durante los cuatro jueves anteriores, se organizan una serie de desfiles de máscaras y disfraces. No obstante, la festividad comienza el sábado a mediodía, con la llegada de los grosse police, que anuncian el inicio de la viesta y entregan las llaves de la ciudad a la Trouvlé, que reinará la ciudad hasta el jueves por la noche.

Uno de los días más esperados es el domingo de Carnaval, cuando se celebra el baile de las Haguettes. En este curioso baile participan todos los personajes más habituales de los carnavales por esta zona. Asimismo, el martes tiene lugar la quema de la Haguete, siendo así el final del Carnaval. Días de música y fiesta, tanto en las calles como en los bares de la ciudad.

Más sobre el Carnaval de Malmedy

Terminamos con otro de los grandes carnavales de Bélgica, el Carnaval de Stavelot. En esta ocasión, lo más representativo es su personaje principal, el Blanc Moussi o monje blanco. Todos los ciudadanos se visten con este traje típico de carnaval. Una túnica blanca, máscara y una nariz roja que tiene forma de zanahoria.

El traje se aleja de los colores de un carnaval convencional, pero también tiene su historia. Al parecer, en 1500 el príncipe Abbott prohibió a los monjes participar en esta fiesta. El pueblo quiso ayudarlos y, de esta forma, se disfrazó con estos atuendos, de esta forma no se sabía si los monjes habían asistido a la fiesta o no.

En los desfiles, el pueblo disfrazado arroja confeti, galletas y dulces. Además, también llevan vísceras de animales con las que golpean a los pecadores. Evidentemente estas vísceras, a día de hoy, no son reales.

Para saber más: el Carnaval de Stavelot.

Print Friendly, PDF & Email

Tags:






Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top