Carbonade flamande, estofado belga

Carbonada flamenca

Bélgica es el paraíso de las patatas fritas. No en vano, dicen que las mejores que podrás comer en tu vida serán allí, proclamándose además como los inventores de este sencillo manjar.

También lo es de los mejillones. Lo leerás en todas las cartas de restaurantes. “Moules”. Mejillones. En salsa, con vino, con cerveza, o simplemente sin salsa, con patatas, por supuesto.

Pero hay un plato que os aconsejo probar, sobre todo, si sóis carnívoros. Un guiso que es muy típico de la zona flamenca del país, y que incluso ha trascendido fronteras hasta el punto de que lo podréis encontrar en provincias francesas limítrofes con Bélgica: se trata de la Carbonada (lo leeréis en los menús como “Carbonade flamande“). Exquisito.

Viene a ser una variedad de nuestro estofado, pero son una salsa un tanto más espesa, y sobre todo, muy sabrosa, y que se elabora, cómo no, con cerveza negra.

Sin más preámbulos, aquí os dejo la receta para que probéis a hacerla en casa:

RECETA DE LA CARBONADE FLAMANDE

INGREDIENTES (para 4 personas)

  • 1 kg. de magro de ternera en taquitos.
  • 1/2 cebolla troceada
  • 1 cucharada de mostaza
  • Laurel al gusto
  • Tomillo al gusto
  • 1/2 litro de cerveza negra
  • 1/2 cucharada sopera de Maizena
  • Sal y pimienta

ELABORACIÓN

  1. Pochar en la olla la cebolla en aceite de oliva durante 3/4 minutos.
  2. Dorar la carne en el aceite con la cebolla lentamente a fuego medio
  3. Cubrir la carne con la cerveza negra, y añadir el laurel y el tomillo, sal y pimienta.
  4. A fuego medio tenerla hasta el punto de ebullición.
  5. Añadir entonces la cucharada de mostaza (también podéis untar varias rodajas de pan de especias con mostaza y echarlas dentro de la olla)
  6. Cocerla a fuego lento durante media hora, removiéndola con cierta frecuencia.
  7. Añadirle la maizena para que espese la salsa y remover.
  8. Seguir con la cocción a fuego lento hasta que veamos que la carne queda tierna.

CONSEJOS

– Se suele servir siempre con patatas. En Bélgica lo normal es que sean patatas fritas, aunque si quieres, puede acompañarse con patatas hervidas.

– La salsa debe quedar un poco espesa, y con un color oscuro, el que adquiere con la cerveza negra. Si solo tenéis cerveza rubia, en Bélgica suelen añadirle, en ese caso, un par de onzas de chocolate para colorearla.

PARA SABER MÁS

Foto vía: Lyonalacarte

Tags: , , ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top