Theux, historia y paisajes en la Valonia

Castillo de Franchimont

La ciudad de Theux está ubicada en la provincia de Lieja, entre las localidades de Verviers y Spa. La historia ha recorrido Theux, donde se contabilizan hasta 600 batallas durante la Edad Media. Es conocida por su patrimonio arquitectónico medieval, y sus pequeños y pintorescos pueblos de alrededor. En Theux podéis practicar el senderismo a través de los valles de la Hoegne y Charmille Alta Marais, así como por las fuentes de Ninglinspo.

Para los amantes de las historias y las leyendas, grandes y pequeños, podéis acercaros al Castillo Franchimont. Pero Theux ofrece otras muchas posibilidades turísticas. La Iglesia de San Hermes y San Alejandro, o el Ayuntamiento, con una preciosa torre y el viejo puente Polleur. Además, el casco histórico de la ciudad está conformado de una sucesión preciosa de callejuelas de gran valor arquitectónico.

El Castillo Franchimont está construido sobre un promontorio rocoso. Se trata de una fortaleza medieval de gran valor patrimonial en la región de la Valonia. Es el emblema y el símbolo de Theux, sobre todo en los últimos años, que alberga la tradicional feria medieval, a la que se acercan muchos visitantes de la región. Todo en el mercado está configurado en la atmósfera medieval de la época: vestuario, danzas, música, decoración, etc…

Alrededor de Theux se pueden realizar unos muy agradables paseos, tanto a pie, como a bicicleta o a caballo. Los pueblos de alrededor están inmersos en un paraje natural especial, enmarcado dentro del Parque Natural de la Reid, donde se pueden encontrar una de las mejores llanuras del norte de Europa, con preciosos y arbolados bosques.

El centro histórico refleja muchos edificios de gran belleza, con casas de estilo mosano, de Luis XIV, y otros palacetes de los siglos XVIII y XIX. El monumento más característico del centro de Theux es la Iglesia de San Hermes y San Alejandro, de finales del siglo XI. De esta época es la que única que se conserva entre el Valle del Loira y el Rhin. En el siglo XIV, la iglesia fue fortalecida con torres defensivas.

Los techos de la iglesia están decorados con 127 pinturas del siglo XVII. Las capillas laterales albergan estatuas de los siglos XV al XVII, e histórica es la pila bautismal, del siglo XII. Para poderla visitar, hay que decir que la iglesia permanece abierta todos los días de 10.00 a 17.00 horas.

Print Friendly, PDF & Email

Tags:






Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top