La Gentpoort, la puerta de Brujas

Gentpoort

Esta maravillosa ciudad de cuento de hadas, atravesada por canales y que cuenta con una de las arquitecturas más espectaculares que os podáis encontrar jamás, fue una de las ciudades más importantes de la Edad Media. Todo aquel comerciante que quisiera tener éxito en sus negocios debía tener muy en cuenta Brujas.

Evidentemente, esto trajo consigo un arma de doble filo a la ciudad, ya que al ser tan próspera, pues también estaba más expuesta a los ataques de los enemigos. Es por tanto que en Brujas, a partir del siglo XIV, los Condes de Flandes inician la construcción de un recinto amurallado defensivo de gran importancia. A estas murallas le colocaron una serie de puertas, de las cuales sólo quedan cuatro en la actualidad.

Una de ellas es precisamente la Gentpoort, o Puerta de Gante en castellano, que lleva este nombre porque es la puerta que se utilizaba precisamente para los comerciantes que iban y venían desde Gante. Se halla muy cerca del Parque Astrid y de los museos Groeninge y Gruthuse.

Os queremos recomendar concretamente la Gentpoort porque es quizás la mejor conservada de las cuatro puertas. Esta puerta fue construida a comienzos del siglo XV por Jan van Oudenaarde, cuando ya habían sido construidas prácticamente la totalidad de todas ellas. Las cuatro puertas que hoy quedan en pie datan de la misma época que la Gentpoort.

Hoy en día podéis visitar su interior, reservando la visita, y al precio de 2 euros, ya que alberga un interesante museo de la ciudad desde el 2007. Cuentan las crónicas de la época que la Gentpoort era algo así como la entrada a la prosperidad para los extranjeros, mientras que para los habitantes de Brujas significaba algo así como la puerta que los separaba del mundo exterior.

No hace falta verla demasiado para darse cuenta de la función eminentemente defensiva para la que fue construida. Todas las importaciones y exportaciones de la ciudad más importantes han pasado por esta puerta a lo largo de los siglos.

Además de lo que significa en sí esta puerta, y ver su museo, los alrededores de ella también son muy interesantes. Resultaría muy agradable tener la oportunidad de entrar en Brujas por esta puerta, imaginándonos en la época medieval. No en vano váis a entrar en una ciudad que apenas ha cambiado con respecto a lo que era hace unos siglos.

Foto Vía J.C.Cuesta

Print Friendly, PDF & Email

Tags: , ,






Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top