La Plaza de Santa Catalina en Bruselas

Plaza de Santa Catalina

Se llega sin ningún problema, ya que incluso hay una parada de metro con su mismo nombre. De todas maneras nosotros os recomendamos que os acerquéis hasta la Plaza de Santa Catalina en Bruselas dando un paseo desde la animada zona de la Bolsa. Una plaza interesante, aunque no la mejor de la ciudad, pero sí perfecta si estáis buscando un buen restaurante para comer pescado.

Pero además de restaurantes, la Plaza de Santa Catalina muestra todos los días una variedad de gente. Desde el puesto de helados hasta tiendas y cafeterías que permanecen abiertas hasta la noche. Os podéis sentar en las terrazas que hay junto a la fuente y disfrutar de la vida de esta plaza.

En la misma plaza podéis observar una de las iglesias más antiguas de Bruselas, la Iglesia de Santa Catalina, de la que dicen que tiene más de 800 años, aunque su torre actual data del siglo XVII. Fue el primer edificio que se construyó dentro del recinto fortificado que en la Edad Media era Bruselas. Precisamente muy cerca veréis la Tour Noire, una de las torres de las antiguas murallas.

Sin embargo el templo que vemos hoy apenas tiene que ver con el primitivo, ya que se construyó a mediados del siglo XIX. Combina los estilos gótico, romántico y renacentista. Nosotros no nos llevamos una buena impresión de ella, ya que no se halla en muy buen estado de conservación, aunque sí hay que visitar en su interior una talla de una Virgen negra con el Niño.

Sin embargo por lo que es conocida la Plaza de Santa Catalina y las calles de los alrededores es por albergar muy buenos lugares para comer. Seguro que si le preguntáis a cualquier bruselense uno de los lugares que os indicará para comer será la zona de Santa Catalina. Al estar cerca de los antiguos muelles hasta aquí llegaban los mejores pescados, una tradición que parece que se sigue manteniendo en sus restaurantes.

Después de cenar, o antes para que no os siente algo mal, os recomendamos subiros a la noria que hay junto a la Iglesia de Santa Catalina. Las vistas que se tienen desde ella son preciosas. Y si tenéis la oportunidad de viajar a Bruselas en Navidades mucho mejor, ya que en la Plaza Santa Catalina se coloca un mercadillo navideño y una pista de patinaje sobre hielo.

Buenos restaurantes de pescado, cafeterías, terrazas, animación… La Plaza de Santa Catalina es uno de esos lugares perfectos para escaparse un rato en Bruselas.

Foto Vía Tripwolf

Print Friendly, PDF & Email

Tags: , , ,






Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top