Arte en el metro belga

Estacion metro

Una de las cosas que ya va siendo habitual en las paradas de metro de distintas ciudades es que se aprovechan a modo de galería de arte. Con el ejemplo en Moscú, en Bélgica las paradas siempre tienen algún elemento artístico. En los últimos años se han creado nuevas estaciones y se han multiplicado las obras de arte que se exponen en ellas.

El arte en el metro ya es una característica propia del metro de Bruselas. Ya cuando se pensó en la construcción del metro, se afianzó la idea de que cada estación estaría decorada con obras de arte, adquiriendo cada parada una personalidad propia. De esta forma, cada estación es distinta, tanto a nivel de acondicionamiento como de elementos decorativos. Para la elección y selección de artistas que exponen en el metro, se tiene en cuenta la creatividad de sus obras y su integración en el espacio.

Dos de las estaciones más impactantes que se encuentran en esta ciudad son Stuyvenbergh y Maalbeek. Por lo que respecta a Stuyvenbergh se trata de una parada que quita el hipo, y si no vas avisado te puedes llevar un gran susto. Está ubicada muy cercana al Atomium, por lo que es frecuentada constantemente por turistas. La decoración consta de unos seres inanimados que provocan el comentario de los visitantes que pasan por esta estación. Presenta un gran contraste con el exterior, que presenta una hermosa calle con un parque.

La otra estación más impresionante es Maalbeek. Esta estación está ubicada en el centro de la ciudad y suele estar muy concurrida. Al contrario que Stuyvenbergh, esta no da miedo. Lo que se observa en esta estación son baldosas blancas en las que un artista ha pintado encima algunas caras, que se caracterizan principalmente por la falta de expresión de los dibujos.

Foto vía: quarsan

Print Friendly, PDF & Email

Tags:






Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top