La Grand Place de Tournai

Grand Place de Tournai

La Grand Place de Tournai constituye un buen punto de partida para descubrir y conocer la ciudad. Esta hermosa plaza vivió momentos terribles en 1940, cuando se vio envuelta en los trágicos bombardeos de 1940. Muchas casas fueron destruidas, pero las que ocupaban la zona sur, flanqueadas por el Halle aux Draps, escaparon de la destrucción.

De forma triangular, la Gran Place de Tournai ofrece unas maravillosas vistas de las torres de la Catedral. La estatua situada en el centro representa a Christine de Lalaing, esposa del gobernador de Tournai, quien, según cuenta la leyenda, desempeñó un importante papel en la defensa de la ciudad contra los españoles en 1581. La estatua pesa 2200 kilos y mide 6 metros y medio de alto.

El 11 de julio de 1997 se decidió restauras todas las estatuas de Tournai, retirándose la estatua de la plaza en diciembre de ese año, llevándose a cabo la restauración también de la plaza. En dicha restauración se consiguió convertir a esta plaza en punto de encuentro del turismo y el ambiente en la ciudad. Hoy en día es el rincón más transitado de Tournai.

Esta restauración ha provocado y destacado el patrimonio artístico y arquitectónico de la Grand Place y de sus alrededores, revitalizando el centro de la ciudad, como la Place Lille y la Rue des Maux. El tráfico se redujo y se consiguió que el turista tuviera un contacto más directo con los monumentos.

Nuestra mirada se nos quedará clavada en el poderoso campanario que ondea en la plaza, el más antiguo de Bélgica. Data de 1187, aunque las pequeñas torrecillas que lo acompañan son de 1294. Tiene 74 metros de alto, y su campanario consta de 43 campanas, dos de ellas de 1392, y las demás comprendidas entre los siglos XVI y XIX. Hay que pagar para subir hasta la cima, pero las vistas de la ciudad bien merecen la pena.

Otro de los atractivos edificios de esta Grand Place es la Halle aux Draps, el antiguo mercado de telas, construido en 1610. Hoy en día es un palacio que alberga espectáculos y exposiciones temporales. Junto a este palacio se halla la Conciergerie des Halles, de 1611, y el Bailliage, de 1612, y más a la izquierda la Grange aux Dimes de la Abadía de San Martín, de 1633. En la parte oeste de la plaza se halla la preciosa iglesia románica de San Quintín, del siglo XIII.

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top