Oudenaarde, otra joya desconocida

Ayuntamiento de Oudenaarde

Oudenaarde es un lugar quizás desconocido para muchos de vosotros. Ése es uno de los encantos que tiene un país como Bélgica, el hecho de que su turismo se centre exclusivamente en tres o cuatro ciudades de suma importancia, y dejemos las demás más allá de un segundo plano. Por eso, es bueno descubrir otros lugares que os podrían interesar. Este es el caso de Oudenaarde, una ciudad de 30.000 habitantes en la región de Flandes oriental, a 25 kilómetros al sur de Gante.

Esta pequeña y tranquila ciudad industrial está construida sobre varios brazos del río Escalda y cuenta con importantes monumentos. En los siglos XVI y XVII fue el centro de producción de los tapices llamados verdes por la gran riqueza de elementos vegetales en la composición. Hoy en día también se sigue dedicando a la industria textil así como a la elaboración de la cerveza.

La visita la iniciamos en la Grote Markt, la gran plaza principal, embellecida por el Ayuntamiento y por la Iglesia de San Walburga. En el centro de la plaza hay una fuente donada a la ciudad por el Rey Sol en 1671. Los edificios que la rodean son casi todos antiguos y entre ellos destacan la Casa de Margarita de Parma, del siglo XVI, frente al Ayuntamiento, a su lado la Torre Balduino del siglo XI, y la sede de la Academia, que ocupa el antiguo mercado de carnes, de 1780.

La joya de la ciudad es el Ayuntamiento, que podemos visitar de abril a octubre a partir de las 11.00 horas, y los sábados y domingos de 14.00 a 16.00 horas. Es una maravilla del gótico renacentista y uno de los monumentos más célebres de Bélgica, obra maestra de Hendrick van Pede en 1537 sobre el lugar donde se encontraba el antiguo mercado de tejidos. La fachada es bellísima, levantada sobre una sucesión de arcos, con dos pisos de ventanas muy decoradas, y coronada por un altísimo tejado, que está partido en el medio por el campanario, en cuya cúspide se encuentra la popular estatua dorada de Juanito el Guerrero, como se le conoce en la ciudad.

El interior se divide en tres partes:

  • El Ayuntamiento propiamente dicho, donde visitamos la sala de plenos de 1882, los archivos con muebles del siglo XVIII y una gran chimenea gótica.
  • El mercado de tejidos, con tapices, estatuas de madera, utensilios antiguos de tintorería, colecciones de ballestas y las famosas 12 simarts, ánforas de estaño de 1549 en las que se enviaba a la persona importante que visitaba la ciudad un poco de vino que después probarían en el banquete oficial.
  • El museo, donde se pueden admirar muebles antiguos, cerámicas, tapices locales, cuadros, documentos, etc…

Interior de la Iglesia de Pamele

– Interior de la Iglesia de Pamele

Tras visitar el Ayuntamiento, nos acercamos a la Iglesia de San Walburga, iglesia gótica del siglo XIII. Es un interesante edificio con una gran torre pórtico de 90 metros de altura y un campanario con 47 campanas. En el interior, de tres naves y capillas laterales, visitaremos la Asunción de De Crayer, y la tumba de éste del siglo XVII. En uno de los laterales de la iglesia se encuentra el Hospital de Nuestra Señora, de 1772, adornado con bellos tapices. Es un pequeño palacete con capilla gótica en su interior de 1409 y un claustro del siglo XVI. Desde aquí, y siguiendo la Burgstraat, se llega al barrio Beguinaje de la ciudad, con un pórtico de 1666 y una capilla de 1516.

Atravesando el Beguinaje llegamos a la Iglesia de Pamele, un bonito edificio construido en 1234 por el primer arquitecto belga conocido, Arnould de Binche. El interior está dividido en tres naves, con cuadros barrocos y numerosas tumbas y estatuas del siglo XVI. Si tenéis tiempo podéis acercaros hasta Kruishoutem, a 7 kilómetros de la ciudad, y visitar el majestuosos Castillo de Aishove.

– Cómo llegar a Oudenaarde:

Para llegar a Oudenaarde debemos tomar como referencia la ciudad de Gante, a 25 kilómetros de ésta última. Podemos llegar hasta Bruselas, tomando allí un tren que enlaza con Gante en apenas 40 minutos, y con Oudenaarde en poco menos de una hora. Os aconsejo principalmente el tren porque Oudenaarde se considera uno de los nudos ferroviarios más importantes del país, y está comunicada con todas las grandes ciudades.

Print Friendly, PDF & Email

Tags:






2 comentarios

  1. wendy vargas dice:

    Hola, escribo desde la ciudad de Tacámbaro Michoacán, sé que Oudenardee y este lugar comparten mucho en un capítulo de la historia de ambos pueblos, me gustaría poder tener contacto con alguien del ayuntamiento o autoridad en la materia, para poder conocer su versión de la batalla de 11 de abril de 1868, mi papá es el cronista de la ciudad y estoy segura podríamos compartir mucha información valiosa, si tienen la posibilidad de enviarme el email de alguien que me pudiera ayudar se los agradecería muchísimo, saludos desde México.

  2. Rodrigo Zavala dice:

    Hola me encanta esta ciudad, es interesantísima y una de las más bellas del mundo. Quisiera conocer a alguien de esta localidad, estoy planeando viajar a esta ciudad, pero me gustaría establecer un contacto que pueda ayudarme. Muchas gracias.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top