Auderghem, el bosque religioso de Bruselas

Val Duchesse

Auderghem es una zona residencial al sureste de Bruselas. Es el punto de partida de la autopista E-411 Bruselas-Namur. Gran parte de su territorio está ocupado por frondosos bosques, sobre todo por el de Soignes. Aquí encontraréis muchos monumentos de interés, como por ejemplo el Priorato de Val Duchesse, donde se suelen celebrar importantes reuniones políticas, o el Monasterio Rojo, un antiguo convento agustino en el bosque de Soignes.

En la Edad Media, Auderghem era muy popular, ya que albergaba varias órdenes religiosas. En 1261, Aleida, la viuda del Conde de Brabante, fundó en el bosque de Soignes un priorato de dominicos, Val Duchesse. Este priorato sobrevivió hasta 1783, año en que fue retirado por José II. La propiedad fue vendida, y hoy está en manos del estado belga.

Apenas un siglo después de la llegada de los dominicos, los agustinos construyeron, también en el bosque de Soignes, el Monasterio Rojo. A él asistieron muchos nobles y príncipe. A finales del siglo XVIII fue vendido por las autoridades francesas, y hoy los edificios restantes se han convertido en salas de exposiciones.

De interés para visitar en Auderghem tenéis, como os decimos, la Abadía de Val Duchesse, antigua abadía dominica fundada en 1262. Se conserva un edificio, la parte construida en 1780 en estilo Luis XIV, que fue restaurada en 1910. Os destacamos la Capilla de Santa Ana, que se encuentra fuera de los confines de la abadía, pero dentro de sus dominios. Esta capilla abre los miércoles, en julio, agosto y septiembre, y el día de Santa Ana, 26 de julio, de 14.00 a 17.00 horas. El interior de la abadía no se puede visitar.

El conocido como Monasterio Rojo fue fundado por los agustinos en el siglo XIV. Muchas grandes figuras lo visitaron, como por ejemplo Carlos V, los archiduques Alberto e Isabel y el Duque de Alba. Los edificios que vemos hoy datan de 1796, sobre todo el ala sur y los establos. Este monasterio alberga en ocasiones exposiciones de arte.

Por último os recomendamos visitar en Auderghem el bosque de Soignes, un bonito hayedo que cubre 12.000 hectáreas, una tercera parte de lo que fue. Perderos por él y disfrutar de uno de los bosques más interesantes del país.

Print Friendly, PDF & Email

Tags: ,






Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top