Una noche en Les Marolles, Bruselas

Discoteca Fuse

En mi primer viaje a Bruselas tuve la oportunidad de conocer de día el barrio de Les Marolles, considerado el más típico y tradicional de la ciudad. Desde mi punto de vista es el lugar en el que paseas más a gusto en Bruselas. Todo es pintoresco, hasta el idioma, puesto que hablan una especie de dialecto entre el valón y el neerlandés. Hay mercadillos en las calles y plazas, es una delicia…

Sin embargo, cuando volvimos a la capital belga nos alojamos en un hotel de la zona y tuvimos la ocasión de disfrutar de la noche en Les Marolles. Entre las tiendas de antigüedades y decoración abundan los restaurantes, cafeterías, bares y alguna que otra discoteca de moda, que de día parecen esconderse entre el tipismo del lugar.

Empezar la noche tomando una cerveza en alguno de estos bares es imprescindible. Antes, nada mejor que pasear por sus callejuelas a la luz ambarina y bohemia de sus farolas. La Rue Haute y la Rue Blaes tienen numerosos bares de este tipo. Hay locales que se han convertido en auténticos mitos de la noche en Bruselas.

Por ejemplo Fuse, un local al que dicen que suelen acudir los mejores DJ’s de música electrónica, y que se halla en Rue Blaes. También tenéis Havana, para bailar salsa, o Le Bazaar, la típica discoteca en la que bailas lo que quieras, o Recyclart, local underground que se llena todos los fines de semana para bailar o asistir a algún concierto.

Pero además de discotecas y bares de copas, Les Marolles, al ser ese lugar más típico de Bruselas, nos ofrece restaurantes con lo más selecto de la gastronomía belga. Si queréis probar algo típico de Bruselas, hay que cenar sin ninguna duda en Les Marolles. Eso sí, no acercaros mucho a los restaurantes de la Place du Gran Sablon si vuestro presupuesto no quiere correr riesgos de quiebra.

Quizás no encontréis de noche abierta ninguna tienda, pero si os dejáis caer al atardecer por aquí a lo mejor os podéis hacer con algún buen chocolate o dulce. Las tiendas chocolateras de Les Marolles son las más auténticas de la ciudad.

Está claro que Les Marolles es una verdadera explosión de día, un lugar imprescindible. Sin embargo, de noche parece que se tranquiliza un poco, y lo bohemio toma forma. Un lugar perfecto para pasar una noche en una terraza, un café, una bar de copas o una discoteca. La noche en Les Marolles tiene de todo.

Print Friendly, PDF & Email

Tags:






Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top