La Venecia del Norte: los canales de Brujas

Los Canales de Brujas

Brindando una imagen muy veneciana, aunque quizás con el particular y especial clima que solo Bélgica puede ofrecer, Brujas también dispone de sus propios y atractivos canales, los cuales no solo se han transformado en uno de los puntos más especiales de la región, sino también en una de las atracciones turísticas más anheladas por turistas extranjeros.

La Venecia del Norte, como también se le conoce, promete a disposición de todos sus visitantes sencillas pero completas excursiones por todos sus exóticos y encantadores canales.

Normalmente las excursiones logran realizarse durante todas las fechas del año, salvo por los meses más fríos y duros del invierno en donde la humedad y el frió clima no permiten disfrutar de buenas temporadas. De todas formas, incluso en dichas fechas del año, logran realizarse pequeños tours de tan solo media hora aproximadamente.

Por supuesto el recorrido en góndola sirve para conocer el centro de la ciudad desde otra perspectiva. Incluso tanto como la mismísima Venecia, los canales de Brujas también han de ser considerados como uno de los atractivos más románticos de la ciudad, y una de las actividades más preferidas por parejas de turistas, o incluso de recién casados. Cabe destacar además que uno de los tramos más encantadores y atrayentes logra recorrer desde la Plaza de Burg hasta la Iglesia de Nuestra Señora, sin duda dos importantes edificaciones dignas de conocer.

Por otro lado, algunos de los típicos habitantes de Brujas son los cisnes. De esta forma, estos encantadores animales no solo logran transformar la apariencia de los canales logrando un ambiente aún más romántico, sino que también ya desde el pasado son portadores de una de las leyendas más mencionadas de Brujas.

De esta manera, la historia cuenta que en el siglo XV existió una revolución local contra Maximilano de Austria, a causa de una importante subida de impuestos. Más tarde, la revolución, y las actitudes de los revolucionarios llegaron a decapitaron a un importante dignatario cuyo escudo de armas llevaba un cisne. Dominada más adelante la revuelta, Maximiliano ordenó a los hombres de la urbe que desde aquel momento alimentaran a todos los cisnes que estuvieran en los canales, tratando de demostrar quizás una forma de penar dicho crimen.

Por último, tanto por el día como por la noche pueden disfrutarse de los atractivos viajes en góndola. Tan solo basta con seleccionar la mejor época del año, quizás primavera, para experimentar un verdadero paseo por los canales de la Venecia del Norte, alimentar los cisnes, y ¿porqué no? también disfrutar de una romántica experiencia.

Print Friendly, PDF & Email

Tags: ,






Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top