Los túneles ocultos de Amberes

La ciudad oculta de Amberes

Los turistas que buscan aventuras urbanas tienen su paraíso en la ciudad Amberes. El recorrido de la llamadas “Ruiens” (túneles que se extienden por debajo de la calles) están haciendo furor. Eso sí, no son recomendables para personas que se impresionan con facilidad, ya que es común cruzarse con insectos y caminar por superficie viscosas. Es algo parecido a caminar por adentro de las alcantarillas. Pero, no tengan duda, es una experiencia inolvidable.

Obviamente, el paseo incluye un equipo de indumentaria especial, con botas de goma y trajes impermeables. Primero uno se viste con mucho cuidado para proteger la ropa y el pelo. Luego comienza la caminata por los túneles, que se extiende aproximadamente dos horas.

Las “Ruiens” son zanjas naturales que se llenan de agua cuando hay marea alta en los ríos y canales de los alrededores. Fueron construidas en el siglo XI como protección natural contra las inundaciones. Con el paso del tiempo se utilizaron como desagües, por ejemplo debajo de la calle Meir, con el problema que también arrastraban los desechos del cordón industrial y se generaban olores muy fuertes porque se acumulaba basura y desechos tóxicos.

La intención, entonces, fue taparlas, Amberes estaba en plena expansión urbana y las consecuencias no eran convenientes para la salud de los ciudadanos. Sin embargo, era una obra muy costosa, el gobierno prefirió apelar a la responsabilidad de los ciudadanos.

Actualmente, ya sin uso constante, las zanjas recorren una buena porción de la zona céntrica subterránea. Allí se pueden observar las huellas del trabajo de los obreros que las construyeron, los materiales que utilizaron (piedra, ladrillos y tuberías metálicas) y las señales de una ciudad antiquísima.

No hay riesgo alguno para la salud. Los túneles están perfectamente ventilados y en el caso de sentir claustrofobia es muy fácil salir. Queda claro que no es un paseo común, hay que ir con mucha paciencia, linterna en mano, atendiendo las explicaciones de los guías. La experiencia es cinematográfica, los escenarios que aparecen son increíbles.

Un consejo: hay que reservar con varios días de anticipación porque hay muchos interesados en recorrer estos lugares ocultos. El acceso es limitado -los grupos por seguridad son reducidos- y las excursiones pueden cancelarse por mal tiempo.

Información práctica

· Dirección: Ruihuis Suikerrui 21 – Amberes 2000
· Teléfono: 32 (0) 3 232 01 03

Foto vía: locationflanders

Print Friendly, PDF & Email

Tags:






Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top